.:: RELATOS DE CORNUDOS ::.

Página 5  |    Página 4 >>

 "Vacaciones con mi mujer".  "Buenas tardes, antes de nada comentarles que Ana y yo nos conocimos con 18 años, estuvimos bastantes años de novios y ya llevamos 10 años felizmente casados y tenemos dos hijos. Somos un matrimonio normal, de 38 años ambos, responsables y muy bien avenidos, nos llevamos estupendamente, trabajamos y llevamos a delante a nuestra familia en una ciudad pequeña de provincias española".
 "Autopista hacia el ciervo".  "Soy Bartolo, un hombre de 50 años que puso un anuncio para quedar con casados para que me mostraran fotos de sus esposas y verlas mientras él me masturbaba y me chupaba el cipote. No tardó en responder a mi anuncio Aniceto, de 56 años y con la fantasía de pajear la polla de un macho mientras exhibe fotos de la guarra de su mujer".
 "La vasectomía".  "Después de haber tenido nuestros hijos, Elena y yo nos planteamos un método anticonceptivo definitivo que nos permitiera seguir disfrutando del sexo. Tras darle algunas vueltas, Elena insistió mucho en que lo mejor sería que me hiciera una vasectomía. Ya estaba harta de las pastillas, de los dispositivos intrauterinos, de los preservativos, etc".
 "Feo, enamorado y cornudo".  "Yo me sentía un poco en deuda con Maribel, porque nunca antes otra chica se había fijado en mí. Son pocas las chicas que mantienen relaciones con feos como yo, y me pareció buena idea agradecérselo dejando que me pusiera los cuernos. Entonces, como a la semana siguiente era su cumpleaños, contacté con un negro con un cuerpo increíble para que ese fuera su regalo de cumpleaños".
 "Mi mujer de 55 años follada por un chico de 24".  "Este es mi primer relato y es la consecuencia de una conversación con un íntimo amigo, sobre las infidelidades de nuestras respectivas esposas. Después de las navidades le conté, debido a la gran confianza que tenemos entre nosotros, lo sucedido entre mi esposa y un amigo de uno de mis hijos".
 "Los primeros cuernos de mi mujer, y me gustaron".  "Mi mujer Alba tiene 34 años y un cuerpo escandaloso, además de guapa, se cuida mucho y trabaja muchísimo su cuerpo. Por mi parte también me cuido mucho y practico mucho deporte. Todo empezó con un viaje que hicieron mi mujer y algunas amigas suyas del gimnasio para una actividad de fin de semana".
 "Una pequeña sorpresa durante un fin de semana en París".  "Esta pasada Semana Santa tuvimos cuatro días de vacaciones (de jueves a domingo), y decidimos ir a algún sitio a pasar el fin de semana. Pensamos en varios lugares (Portugal, Baleares, etc.), pero al final nos decidimos por París...".
 "Cómo conseguir que tu pareja folle con un hombre negro".  "Muchos hombres tienen la fantasía de conseguir que su esposa o novia tenga relaciones sexuales con un hombre de raza negra. A veces es bastante fácil, si la mujer ya está abierta sexualmente, pero a veces es muy difícil, y otras veces resulta imposible. Sin embargo, nunca sabes lo que va a ocurrir hasta que realmente lo intentas. No intentarlo sería el error más grande".
 "Con una pareja madrileña".  "Contacte a través de internet con un matrimonio de Madrid, los dos sumisos y él además maricón. Quedamos en que vendrían a mi casa a darse un baño en la piscina, tomar unas cervezas fresquitas y luego ya veríamos como progresaba la tarde...".
 "A mi novia le hicieron una doble penetración".  "Gamze era una chica especial. No era mi novia en el sentido de que no estábamos en una relación seria y comprometida aunque nos gustábamos muchísimo y en el terreno sexual teníamos una relación muy plena y activa. Claro que el problema es que al no estar comprometidos en una relación cada uno hacía su vida con la diferencia de que ella usó eso mismo como un arma para presionarme...".
 "Mi viejo y degenerado vecino desea follarse a mi esposa (4)".  "Aquel Sábado estaba sentado en el sofá de mi casa intentando leer la prensa pero no podía concentrarme, Alba definitivamente había cambiado, Oscar la estaba emputeciendo día a día. Mi esposa se entregaba a él cuando mi odioso vecino se lo exigía, también follaba con Miguel Ángel, el antiguo rival en el trabajo de mi mujer...".
 "Cacheada y follada".  "Hola, somos un matrimonio del Norte. Yo soy José, un chico normalito, sin grandes condiciones, mediana altura, últimamente un poquito pasado de peso (aunque no gordo), dotado, del montón. Mónica es mi mujer, para mí está espectacular, rubia, mediana altura, guapa de cara".
 "Mi antigua compañera de clase".  "Me presento, me llamo Ángel y tengo 30 años, mido 185, soy licenciado en educación física y bombero de profesión, vivo sólo en un bonito lugar de la costa andaluza (España), de bella luz, y donde se puede disfrutar de la playa la mayor parte del año. Soy un chico en apariencia tranquilo, educado, me considero una persona de buen fondo, un chico normal... ". 
 "Le encanta ponerme cachondo".  "Buenos días a todos. Somos nuevos en esto de los relatos eróticos, pero después de descubrir lo puta que es mi mujer, he decidido compartir con vosotros las aventuras que vivimos cada día". 
 "Esther y Jorge: La crisis (3)".  "Entraron al salón, alrededor de la mesa se encontraban tres hombres más, Carlos de unos 35 años, moreno con el pelo muy corto, casi al cero, alto y fuerte, con cara de simpático, David de unos 60, de mediana estatura, pelo canoso algo largo, extremadamente delgado, pálido, con cara de poca salud y una enorme nariz...". 
 "Mi viejo y degenerado vecino desea follarse a mi esposa (3)".  "Después de aquella noche nuestra vida cambió. Aparentemente, y de cara al exterior, seguíamos siendo un matrimonio normal y corriente, nuestras familias y amistades nunca sospecharon nada, pero de puertas hacia dentro la situación era bien diferente...". 
 "Mi viejo y degenerado vecino desea follarse a mi esposa (2)".  "Según pasaban los días, la presión a la que me sometía Óscar llegó a resultar insoportable. Llamadas a cualquier hora, mensajes, whatsapps, siempre haciendo referencia a su deseo de follarse a mi esposa Alba. Sus peticiones y humillaciones fueron creciendo...". 
 "El cornudo y la adúltera (1)".  "Cuando conocí a Toni en un chat, no me imaginé cómo cambiaría mi vida. Soy un hombre de 42 años muy morboso casado con una mujer que no comparte esa morbosidad. En los chat aliviaba mi morbo, pero con Toni fue distinto. Él es un joven de 32 años muy dotado y viril, y con gran éxito entre las mujeres. Lo que era una fantasía acabó convirtiéndose en una obsesión...".
 "Mi viejo y degenerado vecino desea follarse a mi esposa (1)".  "Me llamo Alfredo y estoy casado desde hace ocho años con Alba. Mi esposa tiene 42 años, mide sobre 1.65, castaña, talla 95 y delgada, pues acude dos veces por semana al gimnasio. Vivimos en una urbanización a las afueras de la ciudad, en un apartamento con terraza, y como en casi todas las comunidades de propietarios hay algún vecino problemático. En nuestro caso ese vecino se llama Óscar". 
 "Esther y Jorge: La crisis (2)".  "El sábado, Esther llegó a Santander a mediodía, dejó la maleta en el hotel donde estaba citada con Ernesto, su segundo cliente y se fue a pasear para ver algo de la ciudad y hacer tiempo...". 
 "Esther y Jorge: La crisis (1)".  "Por efecto de la crisis, hace pocos meses perdí mi trabajo como directivo de una multinacional. Esther no se tomó la noticia demasiado mal, aunque enseguida pensó en voz alta en si nos sería posible mantener nuestro privilegiado nivel de vida. Solo contaríamos con el trabajo de ella hasta que yo encontrara otro, si lo encontraba". 
 "Por el bien de la empresa".  "Sandra y su marido Alberto tienen una empresa en Santander dedicada a la fabricación de complementos de moda. Con la crisis, el negocio iba cuesta abajo ya que los pedidos habían caído drásticamente. Cuando ya estaban a punto de tirar la toalla, un cliente se puso en contacto con ellos para negociar un pedido que podría ser su salvación". 
 "El primer encuentro".  "Laura llevaba celosa muchos días, estaba compartiendo el poco tiempo que tenía con su Amo, con una desconocida y su pareja. Su cabeza daba vueltas sin parar... A veces se sentía nada y otras veces se sentía todo, no había un punto medio... Eso la desquiciaba, no poder controlar sus sentimientos le hacía vulnerable...". 
 "Iniciándonos en el BDSM (2)".  "El hecho de que Lluna aceptara ser la sumisa de su nuevo amo sabía que me traería un cambio de rol en nuestra relación. No poder controlar las posibles nuevas experiencias era una cosa que me ponía nervioso, por mi manera de ser, siempre he necesitado llevar el control. El amo anteriormente ya me había anticipado que al aceptar Lluna su dominio, yo dejaba de tener los privilegios de marido sobre ella, me había hecho entender que ya no me pertenecía sexualmente". 
 "Un maduro barrigudo ha salvado nuestro matrimonio (2)".  "La siguiente experiencia morbosa que tuvimos con Bernardo fue en un yate. Estela y yo llegamos a Marbella muy temprano, desayunamos en el hotel (que por cierto reservó y pagó Bernardo, demostrando su gran generosidad), descansamos un poco, preparamos los bañadores y fuimos a Puerto Banús, donde habíamos quedado con Bernardo, que nos esperaba en una cafetería".
 "¡Tenías razón! ¡Tu madre es más puta que la mía!".  "Aquí os copio una conversación que tuve recientemente con un buen amigo. Nos conocemos desde que éramos pequeños, tenemos mucha confianza y últimamente nos hacemos pajas hablando de nuestras madres. Yo soy Nacho, tengo 18 años, él se llama Jesús y tiene 21. Mi madre se llama Isabel y tiene 42, la de Jesús se llama Beatriz y tiene 49". 
 "Iniciándonos en el BDSM (1)".  "Hola a todos, somos una pareja que durante dos años hemos ido explorando este morboso mundo liberal. Hemos probado toda clase de experiencias: empezamos con un trío, después vinieron intercambios con otras parejas, orgías, ¡hasta nos atrevimos con un gang bang! Lo bueno o lo malo que tiene el sexo liberal es que siempre entran ganas de probar algo más... algo distinto, algo cada vez más fuerte o morboso". 
 "A mi novia Miriam se la están follando en Tenerife (2)".  "Veintinueve de Julio de 2012. Hacía exactamente dos meses que Miriam se había ido a Tenerife, concretamente a la zona de Costa Adeje, en el sur de la isla. Como comenté en la primera parte del relato, curraba en un bar con una amiga llamada Raquel, que es de Málaga como nosotros y llevaba ya varios años currando allí".   
 "Un maduro barrigudo ha salvado nuestro matrimonio (1)".  "Somos Raúl y Estela, matrimonio de Valladolid de 28 y 25 años que tras cinco años casados empezamos a notar que la rutina y la monotonía estaba causando deterioro en la relación, así que creímos oportuno añadir experiencias nuevas. Siempre hemos disfrutado mucho del sexo entre nosotros pero la verdad es que llegó un momento en el que nos dio miedo que el matrimonio peligrara debido a tener siempre la misma rutina y hacer las mismas cosas".   
 "A mi novia Miriam se la están follando en Tenerife (1)".  "En el mes de Abril, tras entregar curriculums en un montón de comercios, bares y empresas de nuestra zona sin ningún éxito, tomamos la decisión de irnos a Canarias, ya que nos habían dicho que allí hay bastante trabajo gracias al turismo. Yo no estaba muy convencido, pero ella me insistió...".   
 "Otro hombre ocupó mi lugar en la noche de bodas".  "Nuestra boda duró hasta altas horas de la madrugada, mi esposa y yo estábamos tan agotados que cuando llegamos al hotel después de la celebración, se derrumbó en la cama y se fue directa a dormir. Teníamos un vuelo temprano al día siguiente a nuestro destino de luna de miel. Nos despertamos a la mañana siguiente y nos dirigimos al aeropuerto. Facturamos nuestro equipaje, y embarcamos en nuestro vuelo con dirección a nuestro largo viaje de novios... ¡a la República Dominicana!".   
 "Ángela me puso los cuernos".  "Efectivamente, soy un cornudo absoluto. En realidad creo que todos somos un poco cornudos. Yo he tenido varias novias. Algunas diría que nunca me han engañado, aunque eso solo lo sabrán ellas. Otras decididamente sí. Este relato hace referencia a una de las tantas historias cornudas que he vivido, si bien ha sido esta la que ha marcado un punto de inflexión en mi vida".   
 "Es solo cuestión de tiempo".  "He disfrutado con mi esposa por más de 10 años siendo swingers, desde que estábamos en la universidad, pero en la medida que han pasado los años, he disfrutado mucho más irme convirtiendo en un feliz cornudo".   
 "Jamás sería una esposa infiel (3)".  "A la noche siguiente, al volver del encuentro semanal con mis amigas me sorprendió encontrar a Javier de buen humor y dispuesto para conversar, de modo que olvidé lo del día anterior y me quedé un rato conversando de lo bien que lo había pasado con las chicas. Mi marido estuvo de lo más cariñoso y me dio pena haberle mentido".   
 "Lo convirtió en cornudo sin saberlo".  "La historia que relato le sucedió a una pareja con la que he mantenido relación y que me han autorizado a contarlo. Sucedió hace 10 años y fue la primera vez en que ella cumplió su fantasía, aun sin saberlo...".   
 "Situación morbosa en la playa".  "Estando de vacaciones, mi pareja y yo fuimos a la playa de la que somos habituales, cercana al pueblo de Tarragona en que vivimos. Era al mediodía y apenas había gente. Fuimos a plantar nuestra sombrilla cerca de una pareja que no me sonaban de nada, por lo que supongo que eran turistas. Tanto él como ella estaban de de muy buen ver. Deciros que mi chica también está muy bien, pese a tener ya 40 añitos".   
 "Vero siempre ha sido un poco promiscua".  "Vero siempre ha sido un poco promiscua, así que sabía dónde me metía cuando empecé a salir con ella. Antes de mí, tuvo varios novios distintos, le duraban pocos meses, todos la dejaban por infiel...".   
 "Comiéndome a mi vecino".  "No es mi primer trío, es el cuarto, y es la sexta verga que me penetra, pero la verdad es hasta ahora la que más me ha gustado, en los tríos anteriores la he pasado bien, me han hecho cosas ricas pero ninguno de los chicos me agradaba físicamente tanto como este último del que les voy a contar mi rica experiencia".   
 "Un voyeur se masturbó mirando a mi mujer".  "Somos una pareja en la treintena de Madrid recién aterrizados de nuestras vacaciones. Hay una playa preciosa de arena blanca en Ibiza a la que se va para algo más que tomar el sol. Acabo de regresar de pasar unos días allí con mi mujer y hemos estado en esa playa que no conocíamos aunque habíamos oído hablar de ella por el ambiente gay en la parte del chiringuito".   
 "Hipnotizó a mi novia y se la folló".  "Una noche le conté mi fantasía en un chat a un hombre de 45 años y él me dijo que era especialista en hipnosis y que podía ayudarme a ser cornudo. No le hice demasiado caso porque no creía en esas cosas y me parecía imposible anular la voluntad de una persona mediante la hipnosis, pero seguí en contacto con él y chateábamos de vez en cuando y siempre me insistía en que lo de la hipnosis es algo completamente real y que ha hecho cornudos a muchos hombres hipnotizando a sus novias y esposas...".  
 "No es lo mismo, cariño".  "El Ciervo era un pub que destilaba sexo nada más entrar. Había muchos negros en la entrada formando grupos. Reían y hablaban de forma chulesca. El portero era un tipo impresionante, mulato, con una apretada camiseta negra que le marcaba su arrogante cuerpo de músculos y unos vaqueros tan ajustados que parecían una segunda piel, marcando un paquete impresionante que se distribuía hasta uno de los muslos".   
 "Los jugadores de La Roja contribuyeron al nacimiento de mis cuernos".  "Somos un matrimonio de 38 años de Jerez de la Frontera (Cádiz) que al igual que todos los españoles, vivió con gran expectación e ilusión la final de la Europa 2012, en la que España como todos sabéis ganó, demostrando ser la mejor selección de fútbol del mundo. En este relato yo me haré llamar Fernando y mi esposa Cristina. Son nombres falsos, no queremos dar los verdaderos nombres por motivos obvios...".
 "Mi aceptación como cornudo (2)".
 "Mi aceptación como cornudo (1)".   "Fue una reacción algo precipitada, me dije, ya que al ser bastante amigos era normal que se pasase por casa si había ido al barrio por algo. Así que subí a casa y me la encontré en el baño, vestida con un camisón bastante sugerente y arreglándose el pelo después de haberse duchado. Verla así hizo que los mareos me volviesen, era imposible que en los cinco minutos que hacía que él había salido ella hubiese podido ducharse". 
 "Marta".   "En esta historia cuento como mi novia Marta me inició en el sexo, para después mostrarme el placer que supone ver a la propia pareja follando con otros hombres y los beneficios que el consentimiento del hombre produce en la relación".  
 "Webcam y cuernos".   "Esta historia sucedió hace casi un año y medio, y es la historia de como mi novia me puso los cuernos, sin que yo me enterara hasta tiempo después. En ese entonces ella tenía 19 años, y al igual que ahora es un poco bajita, pero con un cuerpo envidiable, unas tetas que no caben en la palma de la mano, pezón claro, cabello oscuro con un toque rizado, ojos cafés claros, y una piel muy blanca".  
 "Yo, cornudo de mi mujer (¡En vacaciones!)".   "Habían pasado los meses y Lucía ya comenzaba a olvidarse de José, cada vez más el estaba ausente en nuestras conversaciones. Esto no quiere decir que yo hubiese perdido mi condición de cornudo consentido.".  
 "Jamás sería una esposa infiel (2)".
 "Jamás sería una esposa infiel (1)".   "Siempre fui una mujer romántica, pero también bastante celosa, posesiva y algo reprimida. Para mí la fidelidad siempre fue un valor incuestionable, nunca entendí ni acepté el sexo sin amor. Por eso, cuando descubrí la infidelidad de Alberto, mi primer gran amor, todo mi mundo se vino abajo. Durante muchísimo tiempo quedé prisionera de esas sensaciones de angustia y vacío que se instalan cuando la persona amada pone sus ojos en otra mujer, para colmo más joven y, lo que es peor, se enamora de ella y se va detrás". 
 "Alejandro, nuestro primer corneador".   "La verdad es que se tomó muchas molestias para poder venir, aunque como luego nos confesó valió la pena. Lo conocimos en una página de contactos y después de algunos mails nos dimos los teléfonos para conocernos mejor, desde entonces es el procedimiento que seguimos. ¿Parece que todo muy fácil, verdad? No, no lo fue...".  
 "Experiencia en el baño".   "Me llamo Xonia, mi pareja y yo no nos consideramos demasiado liberales ni hemos vivido una relación demasiado alocada, sin embargo, desde hacía un tiempo, nuestra vida sexual era bastante monótona y yo sentía que él no se esforzaba demasiado por proporcionarme placer ni por mantener relaciones divertidas, intensas y duraderas, como en el pasado ocurría...".  
 "De los tobillos a los cuernos hay un pequeño paso".   "Salgo con mi actual pareja desde hace unos 5 años. Y vivimos juntos hace uno. Dos semanas antes de irnos a vivir juntos y cuando estábamos ultimando los detalles de la casa que habíamos alquilado para irnos a vivir allí, fuímos a ver unas cortinas con un íntimo amigo que trabaja en unos grandes almacenes en el departamento de cortinas. Con ese amigo mi pareja llegó a tontear antes de enrollarse conmigo".  
 "Ana y Álex, capítulo 1".   "Ni que decir tiene que éramos una pareja normal, siempre morbosos y abiertos a experimentar pero que con los años nos habíamos apagado, la verdad que vuestra página fue como un soplo de aire fresco. Yo me llamo Alex y mi mujer Ana, yo soy un tio que me considero resultón y Ana por su parte tiene su público, si os gustan jaquetonas buenas tetas, labios carnosos y siempre escotadas...".  
 "Memorias de una aprendiz de perra".   "Aunque no es nuestro palo principal siempre hemos tenido curiosidad por los juegos de rol amo-esclava. (Podéis ver nuestras fotos aquí). Esto, y que siempre contestemos a todas las parejas de MorboCornudos que nos lo proponen hizo que nos planteáramos aceptar la oferta de una pareja de Madrid en la que los chicos intercambiaban las perras durante dos horas para hacer con ellas lo que quisieran...".  
 "Vacaciones".   "Por fin llegaba el mes de agosto, y Clara y yo estábamos en el hotel soñado, un cuatro estrellas en Fuerteventura, en la playa y con todo lujo de detalles, nos encontrábamos muy contentos, eran nuestras primeras vacaciones juntos, tras mucho tiempo esperándolas, somos una pareja que nos encanta el sexo y en este viaje podíamos dar rienda suelta a nuestros instintos, ya lo habíamos hablado, y estábamos de acuerdo en realizar todo tipo de juegos y fantasías...".  
 "Caliente verano en Rota".   "Hola mi nombre va a ser en esta historia el de Julio, y el de mi mujer, Rosa. Estamos casados en segundas nupcias desde hace un año, y hemos estado saliendo juntos antes unos tres años. Yo tengo 49 años y mi mujer 36, ella es una belleza. El verano pasado veraneamos en Rota (Cádiz) (mi mujer es de Málaga, aunque vivimos en Barcelona, de donde yo soy y donde ella vivía ya antes de conocernos) durante todo el mes de agosto, y le gusta veranear en Andalucía".  
 "Quería ver a mi mujer gozando con otro (2)".   "Hola amigos lectores, nunca pensé que estaría escribiendo ésto, pero ya ven. Quiero contarles lo que me ha pasado, ví a mujer gozando con otro hombre. Debo describirles a mi mujer, ella es alta y más bien delgada, a sus 40 años ya tiene unos kilitos de más, sin embargo luce un cuerpo muy sexy que logra cautivar miradas de hombres maduros y jóvenes...".
 "Quería ver a mi mujer gozando con otro (1)".   "Hola amigos lectores, nunca pensé que estaría escribiendo ésto, pero ya ven. Quiero contarles lo que me ha pasado, ví a mujer gozando con otro hombre. Debo describirles a mi mujer, ella es alta y más bien delgada, a sus 40 años ya tiene unos kilitos de más, sin embargo luce un cuerpo muy sexy que logra cautivar miradas de hombres maduros y jóvenes...".  
 "Mari me regaló unos grandes cuernos con mis amigos (2)".   "Hola somos una pareja del norte de España. Yo soy normalito, no estoy gordo, estatura normal, y dotado dentro de lo normal. Mari para mí por lo menos está muy bien, ahora en verano muy morena (toma el sol en tanga) tetas sobre una 100, es rubita, estatura más bien baja 1,60 (pero así es más manejable a la hora de follársela). Yo hace tiempo que tengo fantasías de cornudo, sobre todo me la imagino follando con mis amigos y me pongo muy cachondo".
 "Mari me regaló unos grandes cuernos con mis amigos (1)".   "Hola somos una pareja del norte de España. Yo soy normalito, no estoy gordo, estatura normal, y dotado dentro de lo normal. Mari para mí por lo menos está muy bien, ahora en verano muy morena (toma el sol en tanga) tetas sobre una 100, es rubita, estatura más bien baja 1,60 (pero así es más manejable a la hora de follársela). Yo hace tiempo que tengo fantasías de cornudo, sobre todo me la imagino follando con mis amigos y me pongo muy cachondo". 
 "Comprando piso".   "Mi mujer y yo necesitábamos comprar un piso en una ciudad a la que nos habíamos tenido que trasladar por un tiempo, así que aquel día quedamos con la agencia de viajes en ir a ver unos cuantos. El encargado de enseñárnoslos era un chico de unos treinta años, alto, con el pelo moreno bien cortado, y muy simpático. Vestía con traje y corbata y su aspecto era impecable".  
 "Mis muy apreciados primeros cuernos".   "La historia de mis muy apreciados cuernos es real aunque los nombres, por razones obvias, están un tanto cambiados. Somos una pareja de Alicante que lleva 20 años casados, mi mujer se casó con 20 y yo con 30, aunque ella aparenta unos 25. Es delgada, morena-castaña, con un tipo de infarto, pese a tener dos hijos, y con una vida sexual intensa. Ella es muy minifaldera, con unas tetas duras y medianas y un culito que quita el hipo...".  
 "Cita".   "Este relato me lo envió uno de los que se follaron a mi mujercita, me encanta como lo relata y me gustaría saber vuestras opiniones, todo lo que indica en el relato es totalmente cierto y me encanta de vez en cuando recordarlo.". 
 "Cómo son las exnovias".   "Hola, os voy a contar una historia completamente real que me sucedió hace un tiempo con una exnovia. Soy un chico de Madrid de 29 años y empecé a salir con una chica un año mayor que yo muy guapa, con un culo que te quita el hipo ( no he vuelto a ver un culo como ese) unos pechos bonitos bien puestos, un pelo largo negro que le quedaba muy la verdad".  
 "La fiera y la víbora".   "Está bien, te lo cuento, es que no se puede ser más pesada, pues... lo que dice que le pone es… imaginarme con otro - Bueno, no sé si es lo más común del mundo, pero tampoco me parece tanta ida de olla -me respondió Marta como si tal cosa. - Vale, si no digo que no, el problema es que lo de fantasía… como que está dejando de serlo. Que una cosa es fantasear, ya sabes… y otra cosa... - A ver, a ver, que me estoy perdiendo, ¿qué quiere hacerlo de verdad? ¿qué te lo montes con otro? -exclamó incrédula a la vez que emocionada con la historia...".  
 "El club del cornudo".   "Me llamo Edu, y voy a contaros mi historia. Mi novia se llama Ana. Es una morena de pelo rizado preciosa. Tiene una piel suave, ojos marrones muy oscuros, y unos impresionantes pechos talla 95. Es delgadita, y con unas curvas muy pronunciadas, y unas caderas anchitas, que le hace un perfecto culo respingón...". 
 "Experiencia inolvidable con un masajista".   "Hola amigos, somos un matrimonio casado desde hace 14 años, pero juntos desde hace 22. Ella tiene 38 años y yo 40, y además yo he sido el único hombre en su vida hasta que... Os voy a contar mi primera experiencia como cornudo oficial. Desde hace varios años y después de ver una película basada en este tema, sentí el deseo de ser cornudo y comencé a comentarlo con mi mujer en nuestras relaciones sexuales".  
 "Yo, cornudo de mi mujer (5)". 
 "Yo, cornudo de mi mujer (4)".  
 "Yo, cornudo de mi mujer (3)".  
 "Yo, cornudo de mi mujer (2)".  
 "Yo, cornudo de mi mujer (1)".   "Cielo, no quiero que te enfades, si te cuento esto es porque creo que tenemos confianza y quería saber qué piensas de ello. -¿De qué se trata?- pregunté. -Pues… tengo una amiga que dice que su marido se excita mucho viendo como ella le pone los cuernos con otros y tras unos días pensándolo creo que a mí también me gustaría mucho hacerlo con otros hombres con tu consentimiento...". 
 "A mi mujer siempre le ha gustado ponerme los cuernos (8)".
 "A mi mujer siempre le ha gustado ponerme los cuernos (7)".
 "A mi mujer siempre le ha gustado ponerme los cuernos (6)".
 "A mi mujer siempre le ha gustado ponerme los cuernos (5)".
 "A mi mujer siempre le ha gustado ponerme los cuernos (4)".
 "A mi mujer siempre le ha gustado ponerme los cuernos (3)".
 "A mi mujer siempre le ha gustado ponerme los cuernos (2)".
 "A mi mujer siempre le ha gustado ponerme los cuernos (1)".   "Esta historia es totalmente real, pero tengo que cambiar los nombres y los lugares, en especial los de trabajo. Somos un matrimonio que siempre nos hemos llevado bien, aunque por supuesto con las crisis que sufren todos. Ella ahora tiene 40 años, y la llamaremos “Elena”. Yo tengo 43 años y me llamare “Daniel”. Nos casamos hace 20 años, y nuestro noviazgo fue corto, solamente de 1 año".
 "Sesión cornuda de sumisión".   "El chico con el que habíamos contactado y con el que mi chica venía hablando no dejaba de insistirle en reunirse alguna vez con nosotros. Habíamos hablado con él de nuestras experiencias y él nos confesaba que le encantaba "someter" a los chicos de la pareja, a los "cornudos". Inexplicablemente esa idea comenzó a calar en nosotros. Yo siempre había pensado que dejar que tu mujer se acueste con otro conlleva una importante sumisión, tanto a ella como al chico que disfrutará de sus regalos. Partiendo de ahí comenzamos a hablarlo. Tanto que empezamos a fantasear con la idea entre nosotros, y acabamos al poco perfilando esas fantasías con él a través de messenger ".  
 "Mis primeros pasos como cornudo".   "Hola a todos, antes de nada, me gustaría presentarme, soy el marido de Marisol (Sexmarisol), a la que más de uno habréis visto por aquí. Por desgracia no tengo mucho que aportar en esto de ser un cornudo (al menos conscientemente), pero me gustaría llegar a serlo y contaros los mínimos avances que voy teniendo, para que mi mujer se decida y me haga cornudo". 
 "Me vas a pedir que te folle delante de tu marido, pervertida".   "Diana se bajó del taxi, apremiando a su marido, para que también lo hiciera lo antes posible. Habían llegado por fin al aeropuerto, y ella tenía prisa por ponerse en la cola, para embarcar las maletas, conseguir sus asientos y empezar a relajarse de una vez. Llevaban mucho tiempo esperando estas vacaciones...".  
 "En la discoteca".   "En cuestión de segundos varios tíos la rodearon. Con los movimientos, los tirantes de la camiseta se la caían por los hombros y el escote se ampliaba hasta ofrecer una más que generosa perspectiva de sus pechos. De vez en, cuando veía mover sus brazos como si se las colocara. Pedí otra copa mientras ella seguía bailando y permitiendo que la miraran, sin dar demasiada importancia al espectáculo exhibicionista que les estaba regalando a los moscones que la rodeaban". 
 "Yo, cornudo de mi mujer (4)".
 "Yo, cornudo de mi mujer (3)".
 "Yo, cornudo de mi mujer (2)".
 "Yo, cornudo de mi mujer (1)".   "Cielo, no quiero que te enfades, si te cuento esto es porque creo que tenemos confianza y quería saber qué piensas de ello. -¿De qué se trata?- pregunté. -Pues… tengo una amiga que dice que su marido se excita mucho viendo como ella le pone los cuernos con otros y tras unos días pensándolo creo que a mí también me gustaría mucho hacerlo con otros hombres con tu consentimiento...".  
  "Mi primera infidelidad".   "Desde luego, acostarse con la persona que una desea, es la experiencia más liberadora de cuantas se puedan realizar. El objeto de mi deseo era mi vecino. Una pareja de nuestra edad (cuarenta y tantos) que vivían pared con pared de nuestro piso. Ella era muy mona, de pechos pequeños y delgadita, él era un auténtico macho. Fuerte, guapo y con una bragueta espectacular, de esas que incitan a mirar...".  
 "Morbo en el local de intercambios de parejas".   "Hola amig@s cornudos, os voy a contar lo que cambió mi vida para siempre. Somos una pareja de Madrid en los principios de los 30, casados hace 3 años y cuyo noviazgo dura 9 años. En el terreno sexual hemos realizado “de todo”, posturas, sitios y lugares, inventado historias, etc. Era una locura, follábamos como locos, a todas horas. Ella con unas tetas tremendas, 90 de talla, con unos pezones rosaditos que me ponía a 100 en cuanto los veía. Como muchas parejas llega un momento que la vida sexual “necesita” algún cambio".  
 "Creo que soy una puta".   "Hola amigos. Me llamo Pamela y quiero contaros mi experiencia en este tema. Soy una chica de cuarenta años, con estudios universitarios, casada y con hijos. Me cuido bastante y hago deporte cuando puedo. Tengo los pechos bastante grandes y no estoy nada mal, dicen. De lo que más orgullosa estoy es de mi culo, que está siempre respingón. Mi vida sexual siempre fue completamente satisfactoria incluso cuando hace poco, descubrí una cosa. Descubrí que mi marido es un vicioso. Y que yo soy una guarra". 
 "Era una necesidad y yo no lo sabía".   "Mi marido me lo confesó al poco tiempo. Yo veía que algo extraño le ocurría, pues de repente todo lo que quería era que no llevase sujetador ( y tengo los pechos de un tamaño más que considerable ), que llevase camisetas súper estrechas, incluso varias tallas menores a la mía, que me pusiese faldas sin braguita para ir a la calle. Todo me resultaba extraño. Al final no pudo más y me confesó que deseaba con todas sus fuerzas verme follada por otro hombre".  
 "Viaje de lujuria".   "Siempre tuve la fantasía que mi mujer me pusiera los cuernos sin que yo lo supiera. Ella es un chica muy guapa, por lo que siempre que sale con sus amigas los chicos intentan ligar con ella, pero por lo que me comenta y también por el respeto que hay que tener el uno hacia el otro en este mundillo, al estar en presencia de sus amigas nunca dio pie a que ningún chico pudiera llevarla al huerto".  
 "Mi tímida esposa".   "Llevaba meses con esta idea metida en la cabeza, me excitaba muchísimo imaginarme a mi esposa follando con otro hombre. Mi esposa, Toñi, en cuestión de sexo siempre ha sido muy tradicional. Aunque en la cama cumple, le falta ese toque lascivo y morboso que tanto me pone. Si algún fin de semana vemos alguna peli porno, me encanta acercarle su mano a su coño e invitarla a que se masturbe mientras le digo al oído cosas...".  
 "Un masaje muy especial".   "A mediados de mayo contactó conmigo un hombre casado, al que llamaremos Paco, pues él y su esposa siempre habían fantaseado con la idea de que algún día, en algunos de los masajes que ella tenía por costumbre recibir, el masajista fuera más allá y aprovechara la ocasión para meterle mano".  
 "Cambio de planes".   "La historia que paso a contaros a continuación me pasó hace un par de meses. Tengo 34 años y llevo tres casados, y pongamos que mi nombre es Jaime. La historia va de cómo le puse los cuernos a mi mujer, es decir en este caso la cornuda es ella, pero los acontecimientos en los que ocurrieron esos cuernos son mi historia...".  
 "Un estreno brutal".   "Te prometí ayer unos hermosos cuernos, y voy a cumplir mi palabra. En unos minutos, llegará Jordi. Él no sabe que tú estarás en casa. Le abrirás la puerta, le harás pasar, y le contarás lo hablado ayer noche entre nosotros dos. Lo que le cuentes, lo harás en voz suficientemente fuerte para que yo pueda oírlo y asegurarme que no te dejas nada. Cuando se lo hayas contado todo, yo entraré en el salón, nos tomaremos una copa los tres, y cuando yo lo crea oportuno, te haré una señal para que te vayas de casa y nos dejes solos. No volverás a casa hasta que yo te llame y te lo diga".
 "Carta de una esposa feliz".   "Te escribo porque es inútil tratar de hablar con vos cuando te ponés como anoche, directamente no escuchás nada de lo que te digo y seguís pensando lo que a vos se te ocurre y, lo que es peor, sin ningún fundamento real. A lo mejor si te lo escribo podés tratar de razonar serenamente y dejarte de hacerme esas escenas de celos, tan desagradables e injustas. No soy la culpable de tus celos, es algo que tenés que corregir....". 
 "Mi padre y mi novia".   "La verdad es que esta es una situación extraña y que todavía no he digerido demasiado bien. Yo siempre había pensado que todas esas historias que se ven por Internet son muy exageradas y que no pasaban nunca o casi nunca en la vida real. Pero hace unos veinte días me di cuenta de lo equivocado que estaba...".  
 "Cuernos soñados".   "Somos una pareja en la treintena. Llevamos un año teniendo algún que otro encuentro con parejas y chicos solos… Tampoco somos expertos (3 o 4 encuentros). Después de fantasear varios años con abrir nuevos horizontes y yendo pasito a pasito pues pudimos por fin descubrir este mundo que nos encanta. Lo que pasa que yo siempre tuve la fantasía que mi mujer me pusiera los cuernos sin que yo lo supiera...".  
 "El descubrimiento (2)".
 "El descubrimiento (1)".   " Me llamos Hellen y acabo de cumplir los 30 años, estoy felízmente casada y lo último que se me habría ocurrido en la vida es ponerle los cuernos a mi marido, pero confieso que es algo que siempre me ha producido mucho morbo imaginar. El caso es que un buen día tras revisar mis correos, me dio por navegar por internet, algo que habitualmente no suelo hacer, pero mi marido sí con mucha asiduidad. Total, que en algún momento se me ocurrió pensar por qué páginas serían las más visitadas por mi marido y, vaya por dios, que acabo en Morbocornudos.com".  
 "Sandra por fin se decidió".   "Desde hace ya bastante tiempo, mi principal fantasía ha sido verla ligar con un chico, y ser espectador privilegiado de mis propios cuernos. En muchas ocasiones, en nuestros momentos de calentura, le proponía que lleváramos a cabo la fantasía de verla enrollarse con un chico y que se lo follara. En multitud de ocasiones, en los momentos de máxima excitación le había hecho prometer que me pondría unos hermosos cuernitos...".  
 "Tres pájaros de un tiro".   " Todo empezó en la cama, un día cualquiera en el que mi marido y yo empezamos a tontear, y para meternos en cuestión fantaseamos con cuentos inventados o pensamos en personas de nuestro entorno. Este día, él me propuso que pensara en alguien, quizás con alguna persona con la que en algún momento hubiese imaginado echar un polvo. Así lo hice, y le propuse empezar la historia con mi ex jefe".  
 "Fin de semana inolvidable".   "Me decido a escribir esta experiencia esperando aportaros un momento agradable. Me llamo Julia y tengo 43 años. La experiencia real que voy a compartir con todos vosotros me hizo sentir una especie de éxtasis provocado por la intensidad de la situación. Me quedó grabada. Mi marido se enteró porque el corneador era un semental y tardó más de la cuenta. Aunque luego se lo iba a contar, en principio fue sólo probar hasta donde iba a llegar esa situación".  
 "El culo de tu mujer".   "¡¡Eres una puta de cojones!! ¡¡Una zorra comepollas!! ¡¡Eres una puta perra que se dejar follar del culo!! ¡¡Y yo un cornudo!!- Se empezó a hacer una paja como loco mientras yo no paraba de follarle el culo a su mujer...".  
 "Una invitación a un café".   "Me abrieron los dos sonrientes; ella vestida con una falda, un top insinuante pero no escandaloso pese a esconder un buen par de tetas, la melena suelta y calzada con unas bonitas sandalias con un ligero tacón que marcaban sus bonitas piernas; él con un pantalón chino y un polo, zapatos negros, parecían una típica parejita que va a dar un paseo por el parque".  
 "Una tarde de verano".   "Había quedado con mi amigo Luis en pasar por su casa y tomar algo mientras charlábamos, pues hacía tiempo que no nos veíamos. Era verano y aprovechamos para tomar un baño en su piscina. Al rato de estar charlando dentro del agua, llegó su mujer, Pili, del trabajo. Pili es una mujer muy agraciada pues tiene un cuerpo estupendo y además era muy simpática. Al vernos dentro de la piscina nos dijo la envidia que le causábamos de estar allí tan a gusto en vez de estar trabajando..".  
 "Patricia, Eva y yo".   "Me presento. Me llamo Javier, tengo 27 años y soy asturiano. Un chico normal, con sus rarezas, virtudes y miserias. También con un poco de suerte, y para ser concreto diré que esa suerte se llama Patricia. Quizás a lo largo del relato logren comprender por qué llamo suerte a lo que todo el mundo suele llamar novia".  
 "Nuestro amigo Sergio (2)".
 "Nuestro amigo Sergio (1)".   "Mi mujer y yo, durante la cena de un jueves del pasado septiembre, estábamos haciendo planes para el fin de semana. Sonó mi teléfono móvil: era Sergio, antiguo compañero mío de estudios y luego amigo nuestro de muchos años, ya casado con Silvia, con los que solíamos salir a tomar unas copas cuando se acercaban a Madrid...". 
 "Me voy a follar a tu mujer".   "De repente, una voz masculina, surgida casi de la nada, me susurró al oído una frase impactante: "¡Me voy a follar a tu mujer!". Sobresaltado me incorporé y vi un hombre algo alto y moreno que se alejaba de mí. No pude verle la cara, pero por detrás parecía un tipo bien plantado, musculoso y bronceado. Me quedé perplejo y con poca capacidad de reacción en esos momentos, mientras el individuo desaparecía entre las rocas que escoltaban el camino de entrada a la playa...".  
 "Fuimos tres".   "Somos una pareja que llevábamos teniendo fantasías de hacer un trio cada vez que hacíamos el amor. A mi mujer, Mari, le hacía ilusión tener a dos hombres para ella sola y, la verdad, es que a mí, cuando me lo comentaba me producía un gran morbo. Fue así como pensé en sorprenderla por lo que pensé en un amigo del que ella me había comentado en alguna ocasión que lo encontraba muy atractivo".  
 "Mi esposa y su jefe (2)".
 "Mi esposa y su jefe (1)".   "Nunca imaginé escribir algún tipo de relato y mucho menos que el mismo se basara en hechos reales. Tengo 52 años, felizmente casado con Sonia de 48, dos hijos y una vida de lo más normal. Ella es secretaria en una empresa que por motivos obvios ni siquiera mencionaré a qué tipo de actividad se dedica o la localidad en la que se encuentra". 
 "Compartiendo a mi novia con un negro maduro".   "Mi novia nunca se había acostado con ningún chico que no fuera yo, y por el contrario yo ya había probado con varia tías. Al principio parecía que a ella no le importaba pero desde hace unos meses me echaba en cara eso, que ella no puede comparar y yo si. Ella es algo regordeta, muy morena, una cara angelical y unos pechos grandes aunque no muy exagerados". 
 "La mirada del pastor (2)".
 "La mirada del pastor (1)".  "Este primer relato, en el que os descubro mi faceta morbo-literaria, se basa en una experiencia real con una de las parejas que pidieron consejo en el consultorio y que después, ya en privado, quisieron contarme sus juegos de iniciación, algunos de ellos basados en mis consejos. En el relato me llamaré Nicolás, para darle más verosimilitud. Parte de la historia es totalmente real, me la contó Fran, el novio protagonista...".  
 "Fantasías de Jorge y Esther : Loco fin de semana".  "Ya habíamos dejado a nuestros tres hijos con sus abuelos y podíamos disfrutar de un largo y loco fin de semana. Llegábamos tras la cena a casa de nuestros amigos Luis y Amparo, en una lujosa urbanización, también en Madrid. Esther eligió para la velada un bonito vestido, escotado y con falda muy corta y unos taconazos, bajo el vestido solo unas tanguita...". 
 "La historia real de una esposa infiel (2)".
 "La historia real de una esposa infiel (1)".  "Nos casamos hace la friolera de 19 años y voy a relatar cómo hemos vivido nuestra vida en armonía. Por supuesto no fui virgen al matrimonio. Cuando aún estaba interna en un colegio de monjas, salía con dos amigas los fines de semana. Por entonces éramos una ingenuas, pero yo me ponía de "cebo" para que los tíos nos entraran y nos pagaran alguna cerveza (nunca teníamos un duro). Era fácil: una buena minifalda, un poco de cara, y la mejor de las sonrisas...".  
 "Judith, Joan y el cornudo".  "En la historia que les relato a continuación os cuento como conocí a Joan, el que se ha convertido en el mejor de mis corneadores, y la primera experiencia que tuvo con mi mujer. Me llamo Álvaro, tengo 40 años y mi mujer Judith 33. Ya hace unos años que mi mujer me cornea con regularidad ya que es algo que nos gusta muchísimo a los 2".  
 "Como convencí a mi mujer".  "La historia que les voy a contar es 100% real, y quisiera contarla por que puede ayudar a muchos que quieran probar algo de este mundo de experiencias fuertemente sexuales y si es en pareja mejor, desde que hemos hecho este tipo de cosas la comunicación entre mi esposa y yo ha mejorado y tenemos menos problemas de celos, mas bien nos excitamos en la cama recordando lo que hicimos".
 "Vacaciones sexuales de Elisa en Portugal (4)".
 "Vacaciones sexuales de Elisa en Portugal (3)".
 "Vacaciones sexuales de Elisa en Portugal (2)".
 "Vacaciones sexuales de Elisa en Portugal (1)".  "Hola soy el cornudo marido de Elisa mi ama, infiel y puta esposa. Os voy a relatar lo que acaba de suceder y está sucediendo en estos momentos. Llegamos de Almería el sábado, a mí se me acabaron las vacaciones pero a ella no. Ya teníamos pensado, no sin después de mucho tiempo de planearlo, el que ella se fuera sola de vacaciones la semana que le quedaba por cogerse".
 "A Leticia le gustó meterse con otro".  "Hay algunos momentos que quedan grabados en la mente. Uno de ellos fue el viaje que hice a Cancún con Leticia que era mi enamorada hace ya 2 años. Con los recuerdos de hoy voy a tratar de explicarles esa noche candente que tuvimos. Leticia era una chica muy guapa, tenía 28 años, medía mas de 1m70, con unas bonitas piernas que a ella la gustaba mostrar con sus minifaldas que siempre llevaba y que dejaban a mas de uno con la boca mas que abierta".
 "No me lo podía creer".  "Somos un matrimonio en la mitad de los 30 y siempre nos ha encantado el sexo en general. Hace algún tiempo empezamos a fantasear con el tema de la sumisión, humillación y los cuernos. Todo era una fantasía que nos proporcionaba un morbo terrible, incluso entrábamos a los chats para calentarnos y acabar follando de miedo". 
 "Trío con la golfa de mi mujer (4)".
 "Trío con la golfa de mi mujer (3)".
 "Trío con la golfa de mi mujer (2)".
 "Trío con la golfa de mi mujer (1)".  "Somos una pareja de Andalucía, mi pareja Débora es rubia, bastante alta y con un cuerpo precioso, que rezuma sexualidad por cada uno de sus poros, mi nombre es Lucas, moreno de complexión fuerte pero de cuerpo bastante normal. Nuestras relaciones sexuales son siempre muy ardientes y constantes, pues Débora es una mujer muy caliente y morbosa, practicamos sexo a diario". 
 "Brenda, feliz esposa y puta".  "Nunca tuve vocación de ama de casa, madre o esposa modelo ni nada que se le parezca, por el contrario estoy poco en el "hogar conyugal" y llevo una vida muy liberal, haciendo lo que se me da en gana pero por supuesto con el consentimiento de mi marido. ¿Consentimiento dije?, Sí el consiente que la pase bien, me divierta de la manera que me plazca y a eso vine a contarles que cosas me placen o mejor dicho, que cosas nos placen a mi esposo, que todo lo consiente, y a mí que todo los disfruto". 
 "Prestando a mi esposa a un amigo".  "La historia que paso a contar, es real. Esta adornada en algunos momentos para evitar dar pistas de donde vivimos. Luis mi amigo venia a pasar unos días con nosotros. Tenía que hacer un viaje a Valencia por motivos de trabajo y pensé que sería mejor que durmiese en nuestra casa y no en un hotel. El era amigo del instituto y aunque desde que nos trasladamos de ciudad no nos veíamos con tanta frecuencia, nunca dejamos de lado nuestra amistad. Sandra preparo su cuarto para que se encontrase lo mas cómodo posible...".  
 "Los cuernos más sabios de mi vida".  "Llevo casado 18 años, mi mujer Claudia es menor 7 años, actualmente tengo 45 años y ella esta buenísima y nadie cree que tiene 38 años, siempre se cuido mucho, gym, dietas y naturaleza digo yo. El tema es que cuando dice su edad la gente piensa que tiene 28 años, su figura es escultural, su culo es una perita, dura formadísima, que como usa Jean muy ajustados le marcan un culo de película, las tetas duras y caben bien en la mano mía que es grande y unos pezones de adolescente".  
 "El chófer".  "Mi primera reacción fue detenerla y preguntarle el porqué de esa vestimenta, pero no pude dejar de mirar como se contoneaba y tuve una erección inmediata, simplemente la seguí. Ella bajó lentamente la escalera y yo algunos escalones detrás de ella. En el descanso me detuve y pude ver que en la sala había un hombre sentado cómodamente. Mi esposa camino despacio sabiendo que sus movimientos eran tan finos y excitantes que el hombre no podía quitarle los ojos de encima".
 "Disfruto viendo a mi esposo con hombres".  "Hola, soy Ximena, tengo 35 años y disfruto viendo a mi esposo teniendo sexo con hombres. Mi mejor amigo Raúl es peluquero y siempre me ha parecido tremendamente sexy, siempre que me corta mi cabello me cuenta de sus experiencias sexuales con su novio… Y eso me pone a mil!!! Por eso empecé a fantasear con la idea de que mi esposo tuviera relaciones sexuales con un chico, pero no sabia como planteárselo puesto que el no es gay. Por eso decidí pedirle concejos a Raúl y puse mi plan en marcha!!!!".  
 "Soy el esclavo cornudo de mi novia".  "Despertamos en el hotel la primera mañana e hicimos el amor, ella estaba cabalgándome, cuando entre suspiros me dijo voy a tomar el sol en topless y en tanga, en ese mismo momento sus movimientos aumentaron de intensidad y tuvo un orgasmo entre gritos de placer, yo me quede helado, nunca había hecho topless y aunque eso me producía malestar mas me inquietaba la idea de que eso solo fuese el principio del sufrimiento que me había prometido el día anterior...".
 "Sorpresas de esposas".   "Repasé las imágenes de nuevo y pude comprobar, ya con más detenimiento, que el cuerpo femenino que allí aparecía era, efectivamente, el de mi esposa. En ese momento me quise morir, aturdido, sin entender nada de nada, sin comprender cómo era posible que mi esposa me hubiera puesto los cuernos y que encima estuviese todo grabado. Saqué el dvd y apagué el PC...".  
 "No lo soñé".   " Me llamo Juanjo, tengo 32 años y estoy felizmente casado. Julia tiene 30 y nos llevamos de maravilla. Les cuento que hace poco abrimos nuestra relación, Julia se dió a otro hombre frente a mi y estamos muy a gusto con lo que nos sucedió...".  
 "El marido de la sobrina de mi mujer".   " La sobrina de mi mujer con su marido vive en Granada, nos llamaron que ella Alicia, se había caído. Al día siguiente, por la mañana temprano fuimos a Granada para ver que tal se encontraba, afortunadamente solo se había roto una pierna, pero esa noche la tenia que pasar en el hospital. Llego la hora de comer, y nos fuimos con José, el marido de la sobrina, a tomar algo a un bar, estuvimos comiendo y bebiendo mucha cerveza...".  
 "La historia de mis morbosos cuernos".  "Comencé a interesarme por el tema de los cuernos, las infidelidades, etc… Quería saber y más, y cuanto más sabía mas ganas tenía que Paula me pusiera los cuernos. Y tras pensármelo un poco decidí que tenía que conseguir que se acostara con otro hombre. En Internet había leído que una de las estrategias era decírselo cuando estuviéramos en la cama follando. Me atreví con eso y le comencé a preguntar algunas cosas...".  
 "Un masajista se folló a mi esposa".  "Mi esposa y yo vamos a cumplir 10 años de casados y muchos más de enamorados. Llevamos una vida sexual muy activa, sobre todo en los últimos tiempos. Ella, a quien llamaremos Susana, es muy guapa, de piel blanca, estatura media y buen cuerpo. Le gusta ir al gimnasio y disfruta sabiendo que es deseada por los hombres".  
 "Mi amiga".  "Mi nombre es Melisa, y mi marido se llama Oriol pero lo llamamos “Ori” tenemos alrededor de treinta años. De vez en cuando salimos con algunos amigos, de copas, cena, discotecas, lo normal para nuestra edad. Creía que era normal, asta que reencontré a una amiga, que hacia unos años que no nos veíamos".  
 "Así conseguí mis cuernos".  "Habíamos hablado muchas veces de la posibilidad de que ella pudiese acostarse con otros y yo tuviese que aceptarlo, tan solo mirando cuando ella quisiera y sin participar, ni siquiera masturbándome. Sería la mejor forma de culminar los procesos de humillación a que ella me sometía y que tan dura me la ponían a mí. Sin embargo, con el plan hecho no nos atrevíamos a dar el paso. Ella quería hacerlo, y yo ya había aceptado ser cornudo, pero nos costaba hacerlo real. Nos frenaba el entorno, que se enterase alguien que nos conociera... en fin, cierto miedo...".  
 "Mi mujer borracha en Salou".  "Somos un matrimonio con una cierta diferencia de edad, yo tengo 44 y mi mujer 30, y ¡que treinta!, es una mujer de una gran belleza (es la tipica tia buena) y además gusta de vestir de forma provocativa siempre que salimos por ahi. Llevamos juntos 4 años.  Hace ahora 2 años, nos fuimos a pasar el mes de agosto a Salou".  
 "Buena trabajadora".  "Por problemas económicos, a ella se le termino el contrato, tuvimos que quitar Internet en la casa que teníamos de alquiler y pasado dos o tres meses empezamos a tener problemas de liquidez, y  mi mujer tuvo que empezar a buscar trabajo. Mientras yo en el trabajo mantenía contactos con hombres que habíamos conocido de la página pero Lourdes mi mujer no lo sabía. Y empecé a tener una relación mas cerrada con un hombre al cual un día le comente lo de los problemas económicos y el trabajo de Lourdes".  
 "Doble regalo de cumpleaños".  "Me llamo Juan tengo 30 años, mi mujer se llama Marta y tiene 26 años, rubia, cintura estrecha, pechos mas bien exuberantes y nada caídos. El sexo para mi ha sido siempre una obsesión, en cambio ella podríamos decir es muy tradicional, quizás por la cultura que le inculcaron de pequeña en el colegio...".  
 "Como empecé a ser cornudo sumiso".  "Luis, esta noche va a venir Alfonso a cenar, el hombre que me desvirgó y con el que mas he disfrutado en la cama. Quiero que nos sirvas tu la cena y nos atiendas en todo momento, estarás con el tanga puesto y un delantal, quiero que vea como te domino y que disfrute como nunca en su vida. Por fin vas a disfrutar viendo como me follan de verdad, vas a ver como se follan a tu mujer en tus narices, como el hombre que desvirgó a tu mujer, puede seguir haciendo conmigo lo que quiera...". 
 "Viaje de negocios".  "El viaje era para los dos mejores vendedores del laboratorio, yo ya sabía que uno era yo pues mis cifras habían sido muy buenas y al llegar a la empresa me entere que uno de mis mejores amigos que también era comercial de mi empresa lo había ganado también. Corrimos nada mas vernos a abrazarnos y empezamos a hacer planes de como nos lo íbamos a pasar con nuestras respectivas esposas...".  
 "Trío con la golfa de mi mujer (3)".
 "Trío con la golfa de mi mujer (2)".
 "Trío con la golfa de mi mujer (1)".  "Somos una pareja de Andalucía, mi pareja Débora es rubia, bastante alta y con un cuerpo precioso, que rezuma sexualidad por cada uno de sus poros, mi nombre es Lucas, moreno de complexión fuerte pero de cuerpo bastante normal. Nuestras relaciones sexuales son siempre muy ardientes y constantes, pues Débora es una mujer muy caliente y morbosa, practicamos sexo a diario". 
 "Regalo especial".  "Mi mujer jadeaba con un ritmo continuado. El chico que tenía encima la follaba despacio, sacando casi toda su enorme polla antes de metérsela de nuevo hasta el fondo, momento en el que ella emitía su gemido rítmico. El chico era un experto, además de estar excepcionalmente dotado...". 
 "Embarazada y ardiente".   "Me encantaba ver a mi mujer disfrutando tanto. Ella estaba tumbada de costado, agarrando con las manos la tripa donde gesta a nuestro hijo desde hacía siete meses, mientras Carlos, nuestro gran amigo desde la juventud, la penetraba desde detrás". 
 "Con el pene erecto y el corazón roto".   "Yo me quede sin palabras, no podía creer lo que me estaba contando pues la confianza en ella era absoluta. Con el corazón roto le pregunte los detalles ella comenzó a explicar como fueron las cosas, de inmediato algo extraño empezó a pasar en mi, pues todo lo que me contaba producía una gran calentura en mi".  
 "Morboso San Valentín".  "Cuando se acercaba San Valentín, pensé en dar una sorpresa a mi novia y pensé ir a un hotel de la costa malagueña, donde el sol y el calor ya abundan en el mes de febrero. A ambos nos gusta hacer nudismo en verano, y por ello busqué a conciencia un hotel cercano a alguna playa nudista pues si hacía buen tiempo, quizá algún chapuzón nos podríamos dar. Cuando le conté el plan a mi novia, se quedó encantada, le fascinaba la idea, y así lo hicimos".  
 "La zona perversa".  "Por el meneo de tus pechos sé que te has quitado el sujetador. Ya no hay más palabras. Simplemente nos dirigimos a la discoteca. Casi ni ha cambiado. Sigue con su ambiente sórdido, apenas iluminada, la música vanguardista, extraña. El ambiente peculiar a tope. La gente tiene unas pintas rarísimas. Incluso hay un par de travestis. Y como siempre, a tope. Cuesta trabajo andar".  
 "A que no te atreves a...".  "Las contundentes pero a la vez exquisitas y envolventes notas de Wonderland Avenue conseguían que todo lo que sucedía esa mañana a mi alrededor no me interesase en lo más mínimo. Mis sentidos sólo eran receptivos a esos sonidos y a la línea discontinua de esa dilatada y mortalmente aburrida autovía".  
 "Intercambio a la española".  "Tengo 26 años, mi novia tiene un año menos (aunque aparenta unos cuantos menos). Se llama Sandra. Os la describiré físicamente: 1,67 de altura, 56 kilos, morena, unas tetas normales y un culo propio del voley playa que practica. Somos de Madrid y lo que os contare sucedió el fin de semana antes de San Valentín de 2006".  
 "La vendimia".  "El matrimonio estaría por los 40 años, el hombre muy normal en todo, quizás un poco tonto, y la mujer, que estaba bastante buena, lo que se dice jamona, 1,63 de estatura, culo grande y cintura estrecha, tetas normales, pelo negro corto..., y tenían un niño de unos 8 años".  
 "De cómo supe que era cornudo".   "Esta es mi historia. Hace varios años, obtuve mi título de abogado, novel en la profesión y sin experiencia, ingresé a trabajar en el estudio de un reconocido colega, veinte años mayor que yo. Al año de estar en ese estudio, Nino, (así se llamaba) me asoció a su bufete. Poco tiempo después, ingresa a trabajar como pasante, una colega recién egresada, cuyo nombre es Mariela. Congeniamos enseguida y como me gustaba mucho, no tardamos en comenzar un romance que culminaría en matrimonio...".  
 "Mi aventura con un matrimonio".   "Un día, hablando de sexo, le pregunté cual era su fantasía más deseada y ella me dijo que no tenía ninguna especial, pero si la tenía su marido; al preguntarle por cuál era, me contó que Arturo, que así se llama su marido, le había propuesto alguna vez hacer un trío con otro hombre. A Maite le encanta el sexo, pero la idea no le atrajo demasiado y aquel día en que salió el tema entre ellos, ahí quedó la cosa en el aire".  
 "¡Ella no quería!".  "Nosotros somos un matrimonio normal de 42 y 39 años, y aunque parezca un contrasentido a la vista de lo que voy a relatar, chapados a la antigua y tímidos. Solo por salir de cierta monotonía y medio en broma, comencé hace unos años a comentar a mi esposa, que un vecino nuestro, de 34 años, con el que me llevaba muy bien, y estaba a todas horas en nuestra casa, bien viendo el fútbol en canal +, o arreglándome el ordenador, que la miraba con ojos de deseo".  
 "Nuestra primera experiencia real (Versión del corneador)".  "Hola, me llamo Rafa y soy de Córdoba. Acepto la toalla de mis buenos amigos Alejandro y María. Escribieron hace muy poco un relato con el título: "Nuestra primera experiencia real". Bien, yo soy la persona a la que se refieren en su relato. Todo fue tal y como dicen, solo olvidan decir que al igual que ellos, yo, también estaba nervioso, pues la situación era del más alto voltaje sensual. Imaginad, una pareja que por primera vez en su vida deciden hacer realidad sus fantasías sexuales y meten a un tercero en sus juegos".  
 "Lo que ella necesitaba : ser una puta".  "Somos un matrimonio del sur de España, Nacho (39) y Mar (41), casados desde hace mas de 10 años, y tenemos una hija pequeña. Yo mido 1,76 y siempre me he cuidado mucho, deporte y alimentación sana, pero me considero un hombre bastante normal, con una polla del montón y con un aguante muy justo en la cama".  

Página 5  |    Página 4 >>

La web de los cornudos

Sólo para adultos

   [Añadir a favoritos]

   [Recomendar esta web]

   [Envíanos tus fotos]

 

 

    [Portada]
    [Esposas y Novias]
    [Top Participantes]
    [Chicos]
    [Crónicas Cornudas]
    [Relatos de Cornudos]
    [Otros Relatos]
    [Ideas y juegos]
    [Fotocorridas]
    [Fotomontajes]
    [Videos Gratis]
    [Videos por SMS]
    [Contactos]
    [Consultorio sexual]
    [Taberna del Ciervo]
    [Sex-Shop]