.:: RELATOS DE CORNUDOS ::.

<< Página 4    |    Página 3   |    Página 2 >>

 "Así empezó todo".  "En ese momento, tras apagar un cigarrillo que consumí velozmente debido a mi excitación, me recosté hacia mi mujer y le saqué sus dos tetas de su escondite. Empecé a acariciar aquellas tetas a la vez que ofrecí a Eduard la que le quedaba más cerca, aceptando sin dudarlo".  
 "Mi mujer es la puta de otro hombre".   "Ese hombre me tiene loca, y no te he sido infiel solamente una vez, sino varias, y de las peores maneras que puedas imaginarte. He gozado como una yegua, como nunca antes había gozado, ni siquiera contigo. He sido una verdadera puta con él; hace lo que quiere conmigo, me trata como si fuera una puerca en celo. Y me ha hecho prometerle que sería su hembra, su puta".  
 "Mi esposa y la partida de póker (3)".
 "Mi esposa y la partida de póker (2)".
 "Mi esposa y la partida de póker (1)".   "En ese momento apareció Silvia para decirnos que se iba a dormir pero, detectando la emoción que allí se respiraba, se acercó a mi lugar. Yo acababa de lanzar una nueva y más fuerte apuesta. Andrés, tras pensárselo un poco sacó un cheque bancario y escribió en él una cifra: 30.000 Euros. La apuesta era demasiado para mi y comenté que no podría cubrirla...".  
 "Infidelidades provechosas".   "Era tal la calentura que tenía mi mujer, que se desnudó a la velocidad del rayo y le ordenó a su amante que se la metiera en su recalentado coño, cosa que el hizo sin demora alguna follándola con un ritmo endiablado, mientras que solo se oían palabras obscenas saliendo de sus bocas, motivadas por la excitación que tenían ambos".  
 "Mi esposa no supo negarse y acabó disfrutando".  "A través de sus monos de trabajo se podía constatar que los dos hombres se estaban empalmando mientras seguían acariciando a Olga e imaginaban lo que podía a venir a continuación. Mi esposa permanecía quieta entre los dos hombres respondiendo ligeramente al beso del rumano moviendo los labios mientras la lengua del tío exploraba el interior de su boca". 
 "Cuatro horas de Septiembre".  "Claudia ni parpadeaba y por sus gestos me pareció que no quería quedarse atrás en la carrera por el premio de ser la más putilla de las dos, en un sitio público. Me di cuenta perfectamente que levantó un poco sus nalgas de la silla, llevó su mano derecha hacia su coñito, libre de toda opresión y tiró de la anilla guía de sus bolitas chinas que llevaba desde el principio".  
 "Conociendo a mi novia".  "La cerveza ya estaba haciendo lo suyo y Bárbara me dijo que iba al baño. Andrea se quedó conmigo conversando. Así estuvimos un buen rato y me percaté de que mi novia tardaba en volver. Al mirar mi reloj, me sorprendí de que ya habían pasado 30 minutos y no había noticias de ella. Andrea me dijo que estuviera tranquilo, ya que así eran las mujeres".  
 "Violan a mi novia".   "No paraban de reírse y de gemir como cerdos. De repente me di cuenta de que mi polla estaba empalmada, y de que no había lágrimas en tu cara. Parecía que empezaba a gustarte estar rodeada de tanta estaca de carne. No en vano, ellos también llevaban rato tocándote las tetas, y empujándote la cabeza con sus manos, tirándote del pelo y haciéndote esas cosas de hombre dominante, que tanto te gustaban que te hiciese".
 "Mi sobrino y yo nos jodimos a una casada".   "Estuvimos bailando mi sobrino y yo con María indistintamente cada cierto tiempo, cosa que nos ponía a cien, y cuando uno bailaba el otro se quedaba con el marido, cosa que aun nos ponía mas calientes por lo que nos contaba de su esposa y de lo cornudo que le gusta sentirse y de lo bien que nos lo íbamos a pasar con su esposa".  
 "Cuatro cervezas y una mamada".   "El exhibicionismo con que nos deleitaba mi esposa me había puesto el rabo totalmente tieso, igual que le ocurría a nuestro compañero a juzgar por el bulto que destacaba bajo su bragueta, pero creo que Ana Maria era la que en esos momentos estaba mas caliente de los tres, aun cuando era evidente un cierto nerviosismo en sus movimientos".  
 "Los áticos son para el verano".   "Mi cabeza daba vueltas y empezaba a ver escenas en las que mi mujer se entregaba en los brazos de Raúl, olvidando la llave, a mí y al resto del mundo. Me estaba encendiendo por los celos pero no eran los únicos responsables del calor que tenía, una sensación de sana y morbosa curiosidad me estaba inundando". 
 "Mi mujer es puta, no lo puede remediar (3)".
 "Mi mujer es puta, no lo puede remediar (2)".
 "Mi mujer es puta, no lo puede remediar (1)".   "El vestuario de mi mujer era increíble, se había comprado un vestido blanco ajustado corto, muy corto. Si se agachaba para alguna cosa, se le veían sus nalgas hermosas. La ropa interior era una sola pieza, un tanga minúsculo de un color salmón pastel rematado en las tiras del tanga por unas circonitas que le daban un toque muy sexy".  
 "Mi novia, preciosa y zorra".   "Los skins estos ya no se cortaban un pelo, pegaban bien su polla a su culo y lo sobaban, le metían mano a las tetas por encima del top, ponían cara de bestias salidas con la lengua fuera y yo pensaba para mis adentros : joder, qué puta. De vez en cuando se me acercaba y me daba un morreo, con eso me demostraba lo cachonda que iba, pero eso me molaba, me hacía parecer como que controlaba la situación, como si lo hiciera porque yo le daba permiso".  
 "Mi esposa pagó su apuesta".   "En primer lugar la obligué a salir de casa sin sostén y con un suéter abotonable con el que tiene que tener mucho cuidado, pues se le salen las tetas por arriba y por los lados. Además, ahora también se le salen por abajo, porque ese día lo recorté a ras de pecho, con lo cual, si te asomas por abajo, le puedes ver sus inmensas e increíbles tetas".  
 "Cuernos sobre ruedas".  "En los más de 25 años que llevamos juntos, habrá tenido una treintena de amantes, de ellos el 30% hombres negros. Yo tengo 10 años más que ella y nos casamos hace 20 años. La misma noche de bodas ya tuvo una aventura con un amigo común, negro por supuesto, de le desvirgó su culo, ya que su virgo me lo había prometido a mi, pero una vez desvirgada, su agujero ha conocido todo tipo de aparatos".  
 "Un beso con gusto a semen (4)".
 "Un beso con gusto a semen (3)".
 "Un beso con gusto a semen (2)".
 "Un beso con gusto a semen (1)".  "Las piernas me temblaban, no sabía que hacer, mi mujer jadeaba, él le tapaba la boca con la mano y empujaba con la pija, ella pegaba la cabeza contra el techo del auto y se sostenía sobre el respaldo del asiento para evitar una penetración mayor".  
 "Desmadre de una estrecha".   "Al entrar en el club había una barra larga y al final unas cortinas que daban paso a las mesas y a un lado una pista de baile rodeada por una gruesa cortina. En la zona de las mesas no había nadie, y en la zona de la barra había un señor en una mesa en un entrante que había en la pared casi enfrente del final, cerca de la zona de parejas, y dos chicos al principio de la barra hablando con la persona que llevaba el club". 
 "El factor sorpresa".   "Estaba contemplando a mi propia esposa siendo objeto de una morbosa situación creada sin mi consentimiento, pero aceptada, a la postre. El dependiente se acercó al sofá y se postró ante ella, oliendo y lamiendo sus braguitas primero, para luego acercar su boca hasta el coño de ella y besarlo".  
 "Me follé a tu novia y tú no lo sabes".   "Generálmente procuro ser bastante prudente, y más con el novio delante, pero tío, ese top que llevaba le dejaba casi la mitad de las tetas fuera y sinceramente me importó tres cojones que tú te dieras cuenta. Llevaba su larga y lisa melena morena recogida, es de las pocas veces que la vi así, porque como tú bien sabes, suele llevar el pelo suelto".  
 "Excitantes días de playa con mi novia y mi amigo".   "Vi como Andrés miraba el coño de mi novia y su pequeña mata de pelo bien arreglada. Nos tumbamos y seguimos tomando el sol, al rato escuché como Elena le pedía a Andrés que si le podía echar crema en la espalda, y al rato Elena le pidió que se la diese en el culo también".  
 "Para el marido de la loba (2)".
 "Para el marido de la loba (1)".   "Este relato está dedicado al marido de la loba, mujer de la que ha publicado sus fotos y que es un autentica joya de morbo y atracción. Mi querido amigo: Qué situación tan curiosa... yo un admirador de tu mujer y tú un marido que la comparte... y ella... preciosa ella... Te cuento como fue toda la historia".  
 "La discoteca".   "Otros días, mientras el marido estaba fuera, aprovechaba para sobarle el culo o los pechos dentro de la barra o ella bailaba con el culo pegado a mi paquete. En ese momento no podía más y me la llevaba a la vista de todos al reservado. Todo el personal (camareras, gogos, limpieza…) sabía que me la estaba tirando, menos Héctor".  
 "Fantasías digitales".   "A ella lo que más le gusta es que su maridito consienta en que sus amigos hagan con ella todo lo que les apeteciera, conmigo delante, y que le humillen hasta que dijera lo puta que es, como le gusta sentirse esclava de los que la estén follando sin piedad y que se correría sólo con la sensación de que le dijeran guarradas al oído y le insultaran por ser tan zorra".  
 "Dos situaciones casuales".  "Mi novia estaba de rodillas, completamente desnuda, con la polla de un cincuentón gordo en la mano, un chorreón de semen en el pecho y otro hombre se acercaba masturbándose. Me acerqué de nuevo y le metí la polla semiblanda en la boca. Ella chupeteaba y saboreaba las gotas de semen que aún me caían". 
 "Sexo entre estudiantes".  "Normalmente se la metía yo por detrás, de esta forma podía ver antes como la polla de mi amigo entraba en el coño de mi novia, así que se la metía a punto de reventar, cosa que tampoco tardaba mucho en suceder por lo que me excitaba el cuadro".  
 "La zorra de mi novia y el hijoputa de mi padre".  "Que un amigo o una novia te traicionen, pues oye, jode, pero bueno se puede llegar a entender, es algo cada vez más habitual en nuestra sociedad, ahora bien, que el que te traicione sea tu propio padre, es algo que desmoraliza mucho y que cuesta superar...".  
 "Cuernos en nuestro viaje de novios".  "En nuestra relación, nos gustaba ese tipo de morbo, y aunque nunca nos habíamos planteado hacerlo en serio, en muchas ocasiones lo habíamos pasado de miedo imaginando dándonos un buen revolcón con otros. Yo alimentaba esas fantasías, hablándole mientras hacíamos el amor y en la penumbra de nuestro dormitorio mientes pronunciaba el nombre del personaje que yo notaba que la excitaba…".  
 "Los primeros cuernos que le puse a Juan".  "Aquello, no me lo podía creer, me estaba ofreciendo a otro hombre. Carlo no lo pensó dos veces, y sin darme tiempo a reaccionar, metió su mano bajo el vestido, acarició mis ingles lentamente, hasta que su dedo acarició mi húmeda vagina; empezó a juguetear con mis pelitos y luego jugaba con mis labios vaginales".  
 "Mi novia, mi amor".  "Hace 4 años conocí a la que hasta hace poco era mi novia, una bonita chica de Burgos de 25 años de edad. Desde el principio todo fue muy muy bonito, nos teníamos en palmitas siempre pendientes el uno del otro, dándonos besos, ella era muy cariñosa conmigo y siempre trataba de sorprenderme con alguna sorpresita".  
 "Mi novia Delia y yo".  "¡Será zorra! La muy perra se dedica a ponerme los cuernos cuando no estoy con ella y encima tiene los ovarios de restregármelo a modo de fantasía cuando estamos follando. No podía creérmelo, mi amor, mi niña, cómo podía hacerme algo así".  
 "Cómo disfruté con el tonto de mi exnovio".  "Todo comenzó cuando yo le pregunté cual era su fantasía, pues siempre se había negado a decírmela, porque tuvo malas experiencias con su ex, hasta que yo me puse muy pesada y acabó diciéndomela. Yo me quedé boquiabierta. Su fantasía era que yo le pusiera los cuernos y que lo grabara en video para luego verlo los dos juntos".  
 "El amante de mi mujer".  "Miguel Ángel descubrió sus tetas y acariciándoselas las saco del brasier para empezar a darle una mamada que ya tenia a mi esposa Vicky cerca de un orgasmo. Vicky se separaba de Miguel y miraba nerviosa hacia atrás asegurándose que yo no despertara".  
 "Nuestra primera experiencia de cuernos consentidos".   "Hola cornudos, corneadores y golfas. He visto vuestra web y me ha encantado. A mí me encanta intercambiar experiencias swinger de cuernos con otras mujeres, creo que así aprendo y puedo hacer que otras aprendan y sepan donde se meten. Os contaré mi primera (que no última) experiencia de cuernos consentidos".  

<< Página 4    |    Página 3   |    Página 2 >>

Contacta con chicas y parejas de tu ciudad :

[ PULSA AQUÍ PARA VER MÁS CONTACTOS Y REGISTRARTE GRATIS ]

La web de los cornudos

Sólo para adultos

   [Añadir a favoritos]

   [Recomendar esta web]

   [Envíanos tus fotos]

 

Contactos reales :

Mujer 37 años busca

chico de cualquier edad

para trío con su marido.

Chicas y parejas por fa-

vor abstenerse. Andalucía.

Soy chica de 22 años y

mi novio quiere ver como

me lo monto con un chico

o con una pareja delante

de él. Imprescindible foto.

Qué tal, quiero conocer

chicas y parejas jóvenes

para pasarlo bien, yo 19

años, provincia de Madrid.

Soy educado, morboso y

paso de malos rollos.

Busco chicos entre 30 y

55 años para follarnos

juntos a mi mujer, tiene

45 años y es muy puta.

Solo contesto a quien en-

víe su foto. Toda España.

[ VER + CONTACTOS ]

 

    [Portada]
    [Esposas y Novias]
    [Top Participantes]
    [Chicos]
    [Crónicas Cornudas]
    [Relatos de Cornudos]
    [Otros Relatos]
    [Fotocorridas]
    [Fotomontajes]
    [Videos Gratis]
    [Videos por SMS]
    [Contactos]
    [Consultorio sexual]
    [Taberna del Ciervo]